La Cambra crea una Oficina Técnica para dar servicios integrales

Rehabilitar para corregir y revalorizar

La Cambra de Barcelona ha creado una Oficina Técnica con profesionales que entiendan las necesidades y la problemática que supone para los propietarios el mantenimiento de los bienes inmuebles. El objetivo es dar servicios integrales a los propietarios, tanto si se trata de reformar una vivienda como de rehabilitar un edificio. Ayudar a los propietarios en todo el proceso, desde el diagnóstico y prescripción inicial, el asesoramiento en la contratación de obras, la tramitación de permisos y ayudas municipales, y el seguimiento del proceso hasta el control final para dar el visto bueno a la factura.

La dirección de esta Oficina ha sido confiada a Ángel Martínez Paniagua, que ha estrenado este novembre el despacho en las oficinas de la Cambra en Via Laietana, 22.

En esta entrevista nos explica cuál  es su función.

¿Cuando hay problemas urgentes para solucionar es cuando los propietarios se acuerdan de los técnicos?

A menudo es así, los propietarios contactan con nosotros después de hablar y tenir presupuestos de industriales, y debería ser a la inversa. Para mejorar la gestión del mantenimiento y rehabilitación es aconsejable partir del estudio global de un técnico, que conozca las necesidades de la finca y de sus propietarios, y que planifique las intervenciones y el trabajo de los industriales.

¿Un técnico de cabecera?

 

Efectivamente, de la misma manera que los pacientes confían en un médico de cabecera los propietarios de inmuebles deberían contar con un técnico de cabecera.

¿La rehabilitación, qué conceptos engloba?

La rehabilitación puede ser correctiva pero también preventiva y de mejora de los bienes inmuebles. La intervención para aportar mejoras puede repercutir en un incremento de la renta y una revalorización del activo.

¿Y en cuanto a la normativa? 

Un técnico de cabecera también ayuda a llevar al día la normativa que los bienes inmuebles tienen que cumplir, como el reglamento electrotécnico de baja tensión, el certificado de solidez de elementos exteriores en Barcelona en edificios de más de 15 años, etc. En rehabilitación la legislación va por delante de la sociedad. Tenemos que fomentar la cultura de la prevención y de la conservación, ya que a medio plazo actuar con estos criterios ahorra costes en mantenimiento correctivo y evita costes económicos imprevistos.

¿Y en eficiencia energética?

 

Actuar en un elemento constructivo en una obra de rehabilitación supone una oportunidad para aplicar criterios de mejora de la eficiencia energética. Si bien tiene un coste inicial elevado, a largo plazo aporta un ahorro energético y una revalorización de la propiedad.

Se tiene que estudiar cada caso, pero un ejemplo muy claro son las paredes posteriores de sólo 15 cm y sin puente térmico en edificios construidos entre 1950 y 1970. En estos casos implementar un sistema de aislamiento térmico (SATE) externo puede suponer entre un 30 y un 40% de incremento de la obra, pero en una media de 4 años se recupera la inversión.

El mensaje final es…

El objetivo es ayudar también a los propietarios a adquirir cultura de la rehabilitación, que en otros países de Europa está más establecida, y fomentar que adopten criterios globales y a largo plazo en la gestión de su propiedad.

Fuente: Revista Cambra de la Propietat Urbana de Barcelona- Diciembre 2016

One thought on “La Cambra crea una Oficina Técnica para dar servicios integrales

  1. Siento que estoy perpetuamente buscando cosas interesantes para leer sobre una variedad de temas, pero resultado incluir tu blog dentro mis lecturas todos los días porque tienes entradas atractivas que espero con exasperación. ¡Aquí está la confianza de que llegue mucho más material increíble!|

Leave a Reply