Según sentencia de la A.P. de Barcelona, es válido el acuerdo por el que una junta de propietarios aprobó, por mayoría simple, un recargo del 10% para el caso de impago de las cuotas comunitarias.

En sentencia de primera instancia se declaró nulo el acuerdo adoptado por la junta de propietarios de la comunidad demandada por el que se aprobó un recargo económico del 10% para el caso de impago o retraso en el pago de cuotas y derramas comunitarias. La sentencia consideró el acuerdo desproporcionado y abusivo.

Por el contrario, la Audiencia Provincial de Barcelona en su Sentencia 416/2019, 21 junio considera que el acuerdo comunitario impugnado es válido por haber sido aprobado por mayoría simple, que es el quorum exigido legalmente.

La sentencia señala que dicho recargo no supone una modificación del título constitutivo al no variar el coeficiente de participación ni el importe de las cuotas (para lo que se requeriría el acuerdo unánime), pues el propietario que cumple puntualmente las obligaciones que le impone la normativa reguladora del régimen de propiedad horizontal no sufre alteración alguna en la cuantía de sus cuotas.

Por contra, el recargo acordado establece un mecanismo para que los propietarios de los pisos y locales cumplan puntualmente y sin demora con su obligación esencial de contribuir a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble. En consecuencia, no precisa ser aprobado por unanimidad de todos los propietarios.

Finalmente, la Audiencia señala que, siendo facultad de la junta de propietarios establecer reglas sobre el cumplimiento de las obligaciones de los propietarios, debe contar entre sus facultades la del establecimiento de penalizaciones por impago y determinación de intereses de demora más altos o más bajos que los fijados por la ley.