Se endurecerán las condiciones de ejecución de las hipotecas

Los grupos políticos que debaten sobre la nueva Ley Hipotecaria en el Congreso han decidido endurecer las condiciones en las que un banco podrá ejecutar una hipoteca.

Para poder ejecutar una hipoteca, que es el paso previo a un posible desahucio, se atenderá al importe de la deuda sobre el total del préstamo concedido. Así, durante la primera mitad del préstamo, las entidades deberán esperar a que el impago de la hipoteca llegue al 3% del capital concedido o doce meses de impago. En la segunda mitad, el impago tendrá que suponer el 7% o 15 meses.

El acuerdo cuenta con el respaldo de la mayoría de los grupos excepto Unidos Podemos que ha optado por mantener viva su propuesta de establecer este límite en el 10% del capital concedido.

Adicionalmente, los grupos han acordado rebajar los intereses de demora planteados en la Ley Hipotecaria, que quedarán en el interés remuneratorio más tres puntos.

Otros de los acuerdos pasan por establecer el carácter permanente del código de buenas prácticas ya vigente y la eliminación expresa de las cláusulas suelo.

Se espera que la nueva Ley Hipotecaria pueda ser aprobada a principios del próximo año 2019 a tal efecto la intención es votar en comisión las enmiendas vivas el 4 de diciembre y remitir el texto al Senado al que se ha solicitado la tramitación por vía de urgencia.