¿Qué hacer ante un arrendatario moroso?

Una de las principales preocupaciones de un propietario que quiere alquilar su piso es si el arrendatario pagará la renta. Parece una inquietud justificada si tenemos en cuenta que este último año la morosidad ha aumentado en un 8,45%, según el último estudio publicado por el fichero de inquilinos morosos (FIM).

 

A pesar de estudiar la solvencia del arrendatario y aunque se tomen las medidas preventivas con la finalidad de evitar el impago de la renta (avalistas, seguros o dinero como garantía adicional), podemos encontrarnos con que finalmente el arrendatario no abone la renta pactada en el contrato de alquiler. En el caso de que esto suceda, ¿cómo debemos proceder?

El impago nunca es justificable

El propietario podría entender un impago en un momento puntual pero hasta cierto punto, ya que la obligación de todo arrendatario es hacer frente al pago de la renta mensual dentro del plazo pactado en el contrato.

Si mes tras mes los pagos no se abonan de forma puntual y el arrendatario no pago la renta, ante el primer impago hay que tomar las medidas necesarias para recuperar los importes debidos y en su caso, la vivienda.

Requerimiento de pago

Si ya se ha producido el impago de rentas, no es necesario esperar más tiempo. En realidad desde el primer mes impagado ya podemos iniciar el proceso judicial, así que lo más recomendable en este caso es efectuar un requerimiento previo enviando por conducto fehaciente al arrendatario reclamándole las cantidades debidas e indicándole el plazo máximo para efectuar el abono.

Demanda de desahucio

Si ya se ha notificado el requerimiento de pago, ha pasado el plazo otorgado al arrendatario y este no ha pagado la deuda, se puede instar el correspondiente desahucio judicial, procedimiento por el que se necesita abogado y procurador.

Si este es su caso, no dude en consultarnos. Le acompañaremos durante todo el proceso hasta recuperar la posesión legal de su bien inmueble.

1- El Secretario Judicial ofrece 10 días de plazo al arrendatario

Una vez presentada la demanda, el Juzgado otorga al demandante un plazo de 10 días durante los cuales puede hacer lo siguiente:

  1. Desalojar el inmueble
  2. Abonar la deuda
  3. Oponerse a la demanda con abogado y procurador. (En este supuesto se celebraría una vista pública y se debería esperar al resultado de la sentencia).

2- El arrendatario es desahuciado

El plazo aproximado desde que se interpone la demanda hasta que finalmente se produce el desahucio es de aproximadamente 8 meses si no hay impedimentos (solicitud de justicia gratuita, no localización del inquilino, etc).

Si tiene cualquier duda sobre cómo proceder delante de un arrendatario que no abona la deuda, contacte con nosotros y le ayudaremos.