Permuta inmobiliaria: intercambio de viviendas entre propietarios

Soy dueño de un piso en la primera planta de un edificio y mis padres tienen otro en la cuarta. Querríamos cambiárnoslo porque es un edificio sin ascensor y ellos ya son mayores. ¿Tenemos que hacer una compraventa ficticia?

 

En este caso hablaríamos de una permuta inmobiliaria, puesto que dos partes, cada una de ellas propietarias de un inmueble, se intercambian los inmuebles entre sí.

A nivel tributario trataremos esta situación como dos operaciones distintas, en la que cada una de las partes transmite el inmueble de su propiedad. Cada una de las operaciones está sujeta a  los siguientes gastos:

  • Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados o bien Impuesto sobre el Valor Añadido en función de si las partes actúan como personas físicas o bien como empresarias sujetos pasivos del IVA.
  • Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana (Plusvalía), que grava la transmisión de un bien inmueble.
  • Ganancias o pérdidas patrimoniales en el IRPF, que se determinará por diferencia entre los valores de transmisión y de adquisición.
  • Gastos notariales y de registro.