Los gastos de notaría serán a cargo del banco y la tasación del cliente

Los partidos políticos acordaron ayer por mayoría en el Congreso de los Diputados que la nueva ley Hipotecaria recoja que la entidad financiera pague los gastos de gestoría, así como la inscripción en el registro y la primera copia simple de escrituras del notario.

Asimismo, se pactó que los gastos de tasación correrán por cuenta del cliente, puesto que dicho servicio se podrá contratar con una tasadora independiente y pedir distintas ofertas a las entidades financieras.

Además, los notarios tendrán que realizar sin ningún coste un cuestionario al prestatario para asegurarse de que entiende todas las cláusulas del contrato hipotecario.

Quedan todavía asuntos pendientes por definir como las comisiones por amortización anticipada, los intereses de demora o la cláusula de vencimiento anticipado de una hipoteca.

También debe concretarse la venta cruzada de productos ligados a la hipoteca. Se discute prohibir la venta vinculada (obligatoriedad de contratar productos financieros adicionales con la entidad) si bien permitir la venta combinada (el cliente podrá contratar los productos con el proveedor que elija).

La nueva normativa podría entrar en vigor en enero del 2019. El proyecto de ley prevé que entre en funcionamiento a los 15 días de ser aprobada, mientras que el sector financiero pide seis meses de margen.

Esta nueva ley Hipotecaria, que es una trasposición de una directiva europea, tiene como objetivo dar mayor protección al consumidor e impulsar la transparencia en la concesión de hipotecas.