Las Baleares, Madrid y Cataluña lideran el aumento de los precios de los pisos

El elevado crecimiento preocuparía si se mantiene en el tiempo por el riesgo de burbuja, dice la Cambra de la Propietat Urbana de Barcelona.

Las islas Baleares, Catalunya y la comunidad de Madrid lideran el aumento de los precios de los pisos en el Estado, según el índice del precio de la vivienda publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Este índice ya suma 10 trimestres de alzas desde que empezó a subir el segundo trimestre del 2014, y ha volteado la situación de seis años de caídas por el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Según este índice, el precio de los pisos en el Estado se han encarecido un 0,8% el tercer trimestre de este año y un 4,1% desde principios de año. Pero mientras en el País Valenciano, Andalucía, Aragón, Murcia y Melilla los precios han bajado en el último trimestre, en Cataluña subieron un 2%, en las islas Baleares el 3,4% y en la comunidad de Madrid un 1,2%.

Hasta ahora en todo el 2016, el aumento en Madrid lidera los incrementos, con un acumulado del 7,4%, seguido de Catalunya con un 6,2% y las Baleares con un 5,8%.

Las estadísticas demuestran per primera vez la reactivación del mercado de la construcción de viviendas, con un incremento más importante de los precios de los pisos de obra nueva que los de segunda mano. Así, en el conjunto del Estado los pisos nuevos acumulan un aumento del precio del 5,8% en todo este año, mientras que los usados sólo aumentan el 3,8%. La distancia es aun mayor si se compara con el tercer trimestre del año pasado, ya que los pisos nuevos se han encarecido un 7,3% mientras que los de segunda mano lo han hecho un 3,5%.

En el caso de Catalunya, los pisos de segunda mano se han encarecido un 6,1% a lo largo del año, mientras que los nuevos lo han hecho un 7,3%. En relación a hace un año, las viviendas nuevas han subido el 8,1% y las usadas el 6,5%.

A ritmo de burbuja

Según el gerente de la Cambra de la Propietat, Òscar Gorgues, el fuerte incremento de los precios en Catalunya no es preocupante, ya que durante la crisis los precios cayeron un 50% y des del punto de inflexión, a comienzos del año 2014, sólo se han recuperado un 16%.

«No es especialmente preocupante», asegura Gorgues, que cree que sería peor que los precios se mantuvieran deprimidos como hace un par de años. El gerente de la Cambra de la Propietat Urbana de Barcelona considera que los precios ahora se están normalizando.

No obstante, Òscar Gorgues reconoce que si el ritmo de incremento actual se mantuviera en el tiempo «preocuparía por el riesgo de caer en una nuevo burbuja», aunque considera que el aumento se irá ralentizando en los próximos meses para situarse a unos niveles normales, en línea con la inflación.

Según el director de estudios de Pisos.com, Manuel Gandarias, las estadísticas del INE demuestran un crecimiento sostenido de los precios y cree que aún «queda mucho camino por hacer» en este recorrido al alza de los precios.

Gandarias opina que el aumento más importante de los precios de las viviendas de obra nueva «es un buen síntoma, que indica que empieza una fase de recuperación y que el 2017 veremos en las estadísticas de compraventa como la obra nueva se recupera después de muchos años sin ver grúas».

Para Beatriz Toribio, responsable de estudios de Fotocasa, el aumento de los precios demuestra «el dinamismo del mercado inmobiliario en una buena parte del Estado». Para esta experta, las estadísticas demuestran «el proceso de normalización que está viviendo el mercado inmobiliario después de ocho años en los que no se compraba ni se vendía nada».

No obstante, Toribio destaca que el mercado se mueve a dos velocidades, «con Cataluña, Madrid y las Baleares al frente», especialmente por el impulso de los capitales, Barcelona y Madrid, mientras que en otros sitios como Castilla-La Mancha, la Rioja o Murcia aún no hay caídas interanuales de los precios.

Beatriz Toribio indica también que la gran diferencia en el aumento de los precios entre los pisos de obra nueva y los de segunda mano se produce por «la escasa oferta de pisos nuevos, que presiona los precios a la alza».

Deja una respuesta