El Tribunal Supremo plantea una nueva cuestión de inconstitucionalidad respecto a la normativa del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Plusvalía municipal)

En Auto de fecha del 1 de julio de 2019, el Tribunal Supremo, en el marco de un recurso de casación, plantea una nueva cuestión de inconstitucionalidad del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (plusvalía municipal) respecto de los artículos 107.1, 107.2.a) y 107.4 del Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales por su posible oposición a los principios de capacidad económica y, específicamente, el de prohibición de confiscatoriedad que proclama el artículo 31.1 de la Constitución Española.

El propio Tribunal Supremo por primera vez cuestiona cómo debe aplicarse el impuesto cuando la ganancia obtenida es inferior a la que resulta de la fórmula para determinar la base imponible. Es decir, cuando en la venta de un inmueble la ganancia real obtenida es inferior a la ganancia presunta que fija el ayuntamiento atendiendo únicamente a la antigüedad en la tenencia del inmueble por el transmitente y al valor catastral del suelo, dos aspectos que podrían no tener nada que ver con la plusvalía real obtenida.

Esta cuestión quedó pendiente en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y ahora deberá resolverse a fin de determinar si el tributo es confiscatorio en determinados casos en los que incluso hay ganancia.

En este sentido, es interesante revisar las autoliquidaciones o liquidaciones ingresadas en los últimos cuatro años, en las que si bien han obtenido una ganancia o incremento de valor (diferencia entre precio de compra y venta) se tributó por un importe mayor que la propia ganancia, pues cabe estudiar posible devolución mediante los procedimientos legalmente establecidos, según el caso, a la espera de que el Tribunal Constitucional se pronuncie al respecto.