El Tribunal Supremo decide que las entidades bancarias tienen que pagar el ITP de las hipotecas

En un cambio radical de sobre su anterior jurisprudencia el Tribunal Supremo ha sentenciado que el sujetos pasivo del impuesto es el prestamista entendiendo que el negocio inscribible es la hipoteca y que el interesado en su inscripción es la entidad financiera dado que es ella quien recibe el beneficio de la escritura pública y de la inscripción en el registro que es la posibilidad de ejercer la acción ejecutiva y privilegiada derivada de la hipoteca.

La sentencia implica la anulación del artículo 68.2 del Reglamento del ITP aprobado por el R.D. 828/1995 de 25 de mayo que determinaba que era el cliente quien tenía la obligación del pago del impuesto.

La patronal bancaria, AEB, se ha comprometido a cumplir con el nuevo criterio de la sentencia si bien defiende que no se le puede reclamar el pago de un impuesto de unos años en los cuales no era sujeto pasivo.

También la Administración se tendrá que posicionar ante las solicitudes de devolución por ingreso indebido que recibirá de los contribuyentes que formalizaron las hipotecas.

Dada la falta de claridad de la sentencia empieza un debate sobre cuáles son las vías y los plazos que tienen los afectados para reclamar la devolución de un impuesto que pagaron indebidamente.

Los servicios jurídicos de la Cámara de la propiedad de Barcelona estudiarán con detenimiento los textos e irán informando de las acciones que hay que emprender para recuperar los ingresos indebidos.