El Abogado General del Tribunal de Justicia de la UE califica el índice IRPH como poco transparente y considera que la cuestión entra dentro de la directiva sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores.

Los tribunales pueden entrar a valorar si la aplicación del índice hipotecario IRPH ha sido abusiva, según ha dictaminado esta mañana el Abogado General del Tribunal de Justicia de la UE, con lo cual abre la puerta a que los jueces puedan anular estas cláusulas.

El Abogado General del Tribunal de Justicia de la UE considera que el valor de referencia que establece el IRPH se basa en una fórmula matemática compleja y poco transparente para el consumidor medio por lo que el juez nacional debe comprobar si cuando se firmó el contrato, se expuso de forma transparente el método de cálculo del tipo de interés, de forma que el consumidor pudiera valorar las consecuencias económicas que le supondrían.

La posición del Abogado General no es vinculante. No obstante, condicionará en gran medida la sentencia que se espera para el primer trimestre de 2020.

El impacto de la decisión del Tribunal de Justicia de la UE será significativo por la exposición que tienen los grandes bancos españoles (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell, Kutxabank, Unicaja y Liberbank). La exposición no está claramente cifrada, va desde los 3.000 millones que calcularon Morgan Stanley y Credit Suisse hasta los 44.000 millones que estimó Goldman Sachs.

Frente a las denuncias iniciales de los afectados, el Tribunal Supremo en una sentencia de diciembre de 2014 avaló la utilización de este índice. Posteriormente, el juzgado de primera instancia número 38 de Barcelona, elevó la cuestión al Tribunal de la UE para que interpretara si el funcionamiento y la comercialización de este índice eran suficientemente transparentes.

El índice IRPH con el que se referenciaron las hipotecas se situó a partir de 2013 muy por encima del Euribor, con el coste adicional para los clientes que lo subscribieron. Actualmente, el IRPH se sitúa sobre el 1,84% y el Euribor sobre el -0,356%.