Cambio de uso: convertir un local en vivienda

Mi padre me ha dejado un local que me gustaría convertir en vivienda. ¿Es posible hacerlo? ¿Cuáles son los pasos a dar?

 

Para tramitar el cambio de uso de local a vivienda en primer lugar se tiene que solicitar la Licencia de obras mayores al Ayuntamiento. La concesión del cambio de uso dependerá del número de viviendas por superficie y de que se reúnan ciertas condiciones mínimas de habitabilidad establecidas por ley.

Si el estudio de los condicionantes técnicos, e incluso comunitarios, lo permite, se solicitará la licencia de cambio de uso, hecho que significa la existencia de un proyecto de cambio de uso  y la elaboración del proyecto de obras que fueran necesarias (si es que hay que hacerlas para adecuar el espacio).

Una vez terminadas las obras, se tendrá que otorgar escrituras nuevas e inscribirlas en el Registro de la Propiedad. También se debe solicitar una nueva cédula de habitabilidad y comunicar la variación al Catastro.

A parte del precio de las obras, se tiene que tener en cuenta el coste de la tasa municipal, que variará en función del Ayuntamiento, y del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados en concepto de AJD, siempre que se produzca un cambio en el valor catastral, teniendo en cuenta que la base imponible es el valor del inmueble y el tipo aplicable el 1,5%.