Aprobada la norma que obliga a ceder el 30% de los nuevos pisos a vivienda social

La comisión de urbanismo de l’Ajuntament de Barcelona ha aprobado provisionalmente dos medidas que obligarán a reservar un 30% del nuevo techo residencial construido -de más de 600m²- o de las reformas integrales de inmuebles a vivienda de protección oficial, además de habilitar al Ajuntament a ejercer el derecho de tanteo y retracto en la compraventa de viviendas.

La aprobación definitiva se producirá el pleno del viernes 28 de septiembre, pero su contenido no será aplicable hasta que no esté confirmada por la subcomisión de urbanismo de Barcelona de la Generalitat.