Caída de un 62% de la obra nueva iniciada en Barcelona en el primer trimestre de 2019

Según los datos de coyuntura del sector publicados por la Associació de Promotors de Catalunya (APCE), la obra nueva iniciada en la ciudad de Barcelona cayó un 62% en el primer trimestre del 2019, mientras que la obra terminada se redujo un 20% en el mismo periodo.

El informe indica que la menor producción inmobiliaria de la ciudad puede vincularse con la decisión del Ayuntamiento de Barcelona de obligar a incorporar un 30% de vivienda social en todas las nuevas promociones por encima de los 600 metros cuadrados.

La producción del conjunto de la provincia de Barcelona también ha registrado una caída del 9,4% según los datos de la APCE a partir de los visados concedidos por el Col·legi d’Aparelladors, en buena parte esta caída del conjunto se explica por el efecto de la capital, Barcelona.

Las viviendas iniciadas han sido 3.462, lo que supone una caída del 5,2% en el primer trimestre, con respecto al mismo periodo del 2018. El informe valora esta cifra de viviendas iniciadas como claramente insuficiente para dar respuesta a las necesidades del mercado.

Era previsible esta evolución del mercado dado el importante incremento de solicitud de licencias producido a finales del ejercicio 2018 para eludir la normativa del Ayuntamiento de Barcelona que obligaba a destinar el 30% de las promociones a vivienda social. Por su parte, los municipios de la corona metropolitanas registran incrementos de licencias de obras.